Control de plagas Barcelona en manos de personal profesional capacitado

Control de aves urbanas con métodos profesionales

La reciente pandemia que todavía hoy afecta al mundo nos ha dado muchas lecciones. Una de ellas es que la higiene constituye en todos los ámbitos un tema prioritario, y que asuntos tales como la alimentación, el cuidado de los animales o el control de plagas deben abordarse con el mayor grado de profesionalidad y calidad.

No es nuevo que los animales son portadores de enfermedades que resultan mortales para los seres humanos. Sin embargo, el desafío que el mundo afronta para superar el COVID- 19 ha despertado el interés por ejercer un mayor control sobre las medidas higiénicas que se aplican a las especies urbanas, y ello incluye de manera especial a las aves.

Ahora que la mayoría de las personas se encuentran confinadas en sus casas, deben tener presente que las aves no están en su misma situación. Mientras que muchos se mantienen bajo una estricta cuarentena, estos animales siguen libres, haciéndose presentes en viviendas, plazas y sus alrededores.

Por todo esto, es indispensable saber cómo proceder para prevenir el riesgo de padecer algunas de las enfermedades que dichos animales transmiten. Ello comienza por ser conscientes de que una desinfección eficaz solo puede ser realizada por profesionales.

Plagas de aves más comunes en las zonas urbanas


Existen muchos tipos de aves que conviven en las ciudades junto con las personas. Se trata de especies urbanas que, sin las medidas adecuadas, pueden llegar a convertirse en plagas y exponer a los seres humanos a enfermedades tales como ornitosis- psitacosis, salmonelosis, fiebre del Nilo Occidental, entre otras.

Entre las más comunes destacan las palomas, las tórtolas turcas, los gorriones y las gaviotas, pero son muchas más y en el siguiente vídeo puede conocer algunas de ellas. Estas y otras especies urbanas se caracterizan por su agilidad, persistencia y porque se hacen presentes en números ingentes.


Fuente: David Celma – Youtube


Se trata de aves que suelen encontrarse en las plazas, parques o que se posan en los tejados de edificaciones en busca de alimento o un espacio para dormir. Como consecuencia de ello, dichas áreas se llenan de sus excrementos y se convierten en un riesgo para salud de las personas.

Por otra parte, el problema con las plagas de aves urbanas no solamente es higiénico. La gran cantidad de excremento que producen y que dejan sobre monumentos y edificaciones puede llegar a ser bastante perjudicial. Ello se debe a que las heces de estos animales están compuestas de un alto contenido de ácido úrico, que a su vez se transforma en alantoína, un elemento altamente corrosivo.

Así que las plagas de aves es un asunto que también genera consecuencias que afectan al patrimonio público de las ciudades. En este sentido, el mantenimiento de plazas, monumentos y edificaciones dependerá de la eficacia con que sean controladas.

¿Cómo controlar las plagas durante el confinamiento?


Control de aves urbanas durante la pandemia

El confinamiento forzoso es una medida efectiva en cuanto a prevención contra el COVID- 19. No obstante, es una oportunidad para que las plagas de animales se propaguen debido a los límites que restringen la acción humana.

Dados los riesgos para la salud que conlleva el contacto con aves, es indispensable reforzar las acciones para erradicar las plagas en las ciudades y desinfectar los espacios con los que estas hayan tenido contacto. Esto no solo puede hacerse mediante la atención a la higiene personal, sino que requiere de la intervención de profesionales.

La higiene personal en las viviendas y en los locales comerciales es parte de los esfuerzos que debemos emprender para garantizar el bienestar comunitario. No obstante, la salud pública es un asunto que requiere de medidas de un mayor alcance del que los recursos caseros permiten lograr.

En consecuencia, lejos de reducir los tratamientos profesionales que normalmente se aplican en las casas y empresas, este es un momento en el que los mismos deben intensificarse. Esta es la recomendación que dan los expertos en la materia y que extienden de modo particular para quienes mantienen cerrados sus comercios.

El descuido de las tareas de mantenimiento puede desencadenar plagas y dar lugar a la acumulación de excremento y demás desechos que pongan en peligro la salubridad de los diferentes espacios. Dicha prevención también debe tenerse en cuenta en aquellos casos en los que se pretenda disminuir las medidas de control, toda vez que ello reduciría la eficacia de los esfuerzos por prevenir la propagación de las mismas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*