Control de la Legionella

Control de la Legionella

La enfermedad del legionario es un tipo grave de neumonía bacteriana cuyos síntomas más comunes incluyen fiebre elevada, temblores generalizados, tos, complicaciones respiratorias y, en ocasiones, dolores musculares intensos y cefaleas. Se trata de una afección seria, a la que hay que prestar cuidadosa atención, porque puede representar un peligro para la vida. Y aunque la mayoría de los pacientes sanan con antibióticos, es preferible aplicar un control de plagas Mallorca para prevenirla.

La bacteria responsable del mal, legionella pneumophila, se desarrolla en equipos que funcionan con agua como acondicionadores de aire, humidificadores, piscinas, sistemas contra incendios, etc. Los brotes aparecen, principalmente, en edificaciones grandes, quizás a causa de la complejidad de sus mecanismos internos que facilitan la propagación del microorganismo. Esto ha conducido a significativas repercusiones mediáticas.

¿Qué sucede con las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos en España?

Durante mucho tiempo, la legionelosis se ha asociado a ciertos equipos industriales: torres de refrigeración (TR) y condensadores evaporativos (CE). La razón es que sus condiciones típicas de operación favorecen el desarrollo bacteriano. Por tal causa, las industrias que trabajan con dichos aparatos han sido objeto de fuertes legislaciones que tienen como objetivo evitar la proliferación patógena. No obstante, un estudio que evaluó la veracidad de estos hechos concluyó que la penalización es inmerecida.

La asociación entre las instalaciones en cuestión y la legionelosis ha sido tan difundida que la tendencia es a desmontar los equipos y reemplazarlos por otras tecnologías, con el consiguiente impacto económico para el sector. Pero lo cierto es que no había pruebas tangibles de este hecho, al menos en España. Lo que se hizo fue recopilar datos históricos del uso de los mencionados aparatos y los brotes ocurridos de la enfermedad en prácticamente todas las regiones del país.

Los resultados mostraron que en realidad el factor de mayor incidencia ha sido la red de agua caliente sanitaria. Según el Centro Nacional de Epidemiología, a pesar de la disminución en el número de TR y CE en funcionamiento, la cantidad de casos de legionelosis vistos desde 2003 ha sido estable e inclusive ha habido un repunte a partir de 2013, sin demasiada relevancia. La recomendación final es evaluar la responsabilidad de otros factores.

La Legionella

Conclusión

Lo importante es conocer que esta peligrosa enfermedad se difunde por vía aérea y se presenta cuando se inhalan pequeñas gotas de agua que contienen la bacteria. En Apinsa tenemos un área de control y prevención de la Legionella formado por profesionales cualificados. Nuestra experiencia abarca instalaciones sanitarias públicas y privadas, centros residenciales, deportivos y educativos, sector hostelero, zonas industriales, comunidades de vecinos, etc. El servicio incluye actividades de limpieza y desinfección. Por otro lado, implementamos programas de mantenimiento o autocontrol adaptados específicamente al tipo de instalación, de acuerdo al riesgo presente. No espere más, contacte con nosotros a través del formulario de nuestra página web.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*