Servicio de control de Legionella en Tenerife

Planificación de un servicio de control de Legionella en Tenerife

En este post explicaremos tres acciones de planificación esenciales que debe incluir un servicio de control de Legionella en Tenerife para determinadas actividades y edificaciones.

Manual de Mantenimiento Sanitario

El primer paso en este servicio es sin duda alguna el diseño y confección del Manual de Mantenimiento Sanitario que contenga todos los aspectos relevantes del control. Para cada tipo de instalación dentro del edificio debe existir una descripción exhaustiva; qué elementos tiene y cómo son, dimensiones, número de puntos terminales y los rangos de funcionamiento son, entre otros, aspectos fundamentales del contenido. En Él la empresa especializada en el control de Legionella debe definir claramente los Protocolos de Actuación e incluir necesariamente todas las instalaciones dentro de la edificación que tienen probabilidad de dar lugar a un brote de Legionelosis.

Definir los Puntos de Control Crítico 

Se definen como Puntos de Control Crítico a aquellos lugares donde las medidas de los parámetros que definen la calidad del agua dan garantías de cumplimiento y de higiene en el resto de la instalación. Por ejemplo, la norma indica que para las redes de agua caliente de consumo humano con circuito de retorno la temperatura a la salida de los acumuladores debe ser al menos de 60 ºC y 50 ºC o más en todos los grifos y duchas. ¿Cuáles son los puntos críticos en este caso?. Resulta claro al menos uno de ellos; la temperatura a la salida de los acumuladores hacia la red interior. Para el resto es evidente la imposibilidad de estar midiendo a diario las temperaturas en todas y cada uno de los puntos terminales de la red. No obstante, si la temperatura en el punto terminal más alejado o justo en el retorno al circuito de acumulación y calentamiento da un resultado de 50 ºC o superior se entiende que en el resto de puntos intermedios necesariamente se tiene que cumplir el mismo requisito. Vemos como en este caso 2 mediciones son suficientes para garantizar el cumplimiento de la Norma, sea cual sea el número de puntos intermedios o el tamaño del circuito.

Los puntos críticos son entonces,  aquellas zonas donde los valores de los parámetros que definen el control permiten dar garantía sobre el resto.

Crear los Planos de las Instalaciones

Debe existir un plano para cada instalación donde aparezca la distribución de las tuberías, dónde están localizados los puntos que generan aerosoles, donde están los depósitos de almacenamiento de agua (tanto para agua fría como agua caliente), equipos de impulsión, etc. Por su naturaleza especial, deben destacar sobre el resto los Puntos de Control Crítico una vez han sido definidos e identificados por el Responsable del diseño del Manual (bien sea personal propio o de una empresa externa especializada en el Sector). 

Un buen servicio de control de Legionella en Tenerife o en cualquier otro lugar debe incluir una definición e identificación clara de los PCC y destacarlos sobre el resto en los planos de la instalación.

La evaluación de riesgo

¿Que es la evaluación de riesgo? ¿Cuál es el grado de desviación de una instalación respecto a su estado ideal?

La evaluación de riesgo consiste en determinar el grado de desviación que tiene una instalación en cuanto a su conservación, mantenimiento y estado general respecto a cómo debería de estar para cumplir con los requerimientos de la Norma.

¿Se puede tener una instalación clasificada como de menor probabilidad de amplificación y dispersión de la bacteria con un riesgo alto?. La respuesta es un rotundo SI. Imaginemos una fuente ornamental con su vaso, un pequeño depósito de recuperación, equipo de bombeo de recirculación y sus difusores, todo en perfecto estado de conservación y con un funcionamiento adecuado pero sin un equipo de tratamiento que mantenga al menos una cloración continua del agua. Este caso debe ser tratado de una instalación de riesgo alto porque no hay un control sobre la desinfección del agua que está contenida en ella. ¿Qué especifica la norma al respecto?; para cualquier tipo de instalación se debe GARANTIZAR el mantenimiento de las condiciones adecuadas de desinfección  de manera continua en el tiempo. Una fuente que no disponga del sistema de cloración en continuo presenta de forma evidente una desviación importante respecto a su estado ideal.

Se definen 3 niveles de riesgo: bajo, medio y alto.

Normalmente las instalaciones de riesgo bajo son aquellas que tienen una desviación pequeña, que están en un estado ideal o con desviaciones muy pequeñas, no significativas. 

Una instalación de riesgo medio es aquella que presenta desviaciones de mayor grado que las anteriores, pero que normalmente se pueden asumir incluyendo medidas compensatorias transitorias durante el periodo de tiempo que los responsables de la instalación precisen para adecuar el estado general de la instalación, por supuesto siempre y cuando sea lo más corto posible. Una forma de hacerlo es aumentando las frecuencias de las operaciones de control; por ejemplo en una red de agua fría de consumo humano con un riesgo medio se puede incrementar el control analítico de una vez al año a trimestral, bimestral e incluso mensual según el caso con el fin de mantener correcto nivel de vigilancia. Si existen desviaciones de nivel medio en el estado general de conservación y mantenimiento de la instalación, lo fundamental es su adecuación, es decir, ejecutar las reparaciones o los cambios necesarios para devolverla a un estado óptimo, más durante el periodo transitorio de espera es viable mantener los niveles de control sobre la Legionella aumentando el número de acciones de limpieza y desinfección y/o el muestreo analítico. 

Cuando el riesgo es alto, las medidas a adoptar son claras; PARADA TOTAL DE LA INSTALACION HASTA QUE HAGAN LAS REPARACIONES Y CAMBIOS NECESARIOS QUE PERMITAN REDUCIR SU NIVEL DE RIESGO.

Ya definidos todos los pasos previos para la planificación de un servicio de control de Legionella en Tenerife; descripción de la instalación, cuáles los puntos críticos y cuál es el nivel de riesgo, el siguiente paso es establecer el Plan de Actuación. Qué debe contener el plan de actuación, lo explicaremos en un siguiente post, le invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter para que pueda estar actualizado sobre lo que necesita para contratar el mejor servicio de control de legionella en Tenerife.

Servicio de control de Legionella en Tenerife

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*